Pintura para radiadores: ideas y consejos

Pintura para radiadores
Pintura para radiadores

Con una buena pintura para radiadores puedes conseguir un toque muy original en cualquier habitación.

Los radiadores son un elemento presente en cualquier casa, pero muchas veces nos olvidamos de ellos o simplemente los vemos como un obstáculo en nuestra decoración que no podemos evitar.

Tener el radiador oxidado, con la pintura gastada o descascarillada resta armonía al resto de la sala.

Hoy vamos a solucionarlo rápidamente y de manera creativa.

 

Elegir una pintura para radiadores adecuada


  • Pintura del color de la pared

Es la opción  que más disimulará la presencia del radiador y una de las más elegantes.

La pintura debe ser apta para soportar altas temperaturas. Piensa qué tono queres dar a la pared y al radiador pues el color cambiará ligeramente cuando reciba calor.

Para que los dos tonos queden idénticos una vez aplicados, consulta en tu tienda más cercana cual es la mejor opción.

Recuerda que la pared también puede ir en dos colores. Por ejemplo, puedes pintar los 3/4 superiores en un tono discreto y la parte inferior, junto con el radiador, en uno más brillante como un fucsia o naranja.

  • Pintura para radiadores que contrasten con el resto de colores

Una opción más atrevida es pintar el radiador de un color que contraste con otro que predomine en la sala.

Puede ir en contraste con las cortinas, la pared o el suelo.

Cómo combinar los colores a la hora de decorar

Si tienes las paredes oscuras, un tono brillante puede dar un toque alegre a la habitación. En paredes blancas un tono más cálido u oscuro va genial (incluso rojo).

Prueba a pintarlo en contraste con la pared y a su vez a juego con otros elementos como los marcos de las ventanas, o de las molduras, o de la mesa central…

Pero contrastar no significa solamente utilizar colores extremos, con unas paredes beige un tono gris azulado quedará muy relajante.

Todo depende del efecto que quieras conseguir.

  • Colores metalizados

La mejor manera de conseguir un aire vintage es pintando en un tono metalizado, normalmente cobrizo.

Más sofisticados y elegantes son los tonos dorados o plateados.

  • Pintura para radiadores en tonos neutro

Para los menos atrevidos o los más tradicionales los colores neutro siempre son una buena opción.

De esta manera el radiador se verá bonito y en armonía con el resto de la habitación, limpio y en buenas condiciones, pero sin destacar especialmente por encima de otros muebles o espacios.

Además la pintura neutra no limita tanto si quieres añadir otros colores en la decoración, como papel de colores para pared o unas cortinas deslumbrantes.

  • Otras maneras de disimular el radiador

Una estantería a medida cubriendo el radiador  para aprovecharla y poner encima plantas u otros objetos acordes con el resto de la decoración es la mejor manera de camuflar y disimular el calefactor sin recurrir a la pintura.

También existen cubre radiadores, sin embargo éstos comprometen la eficiencia energética de la calefacción reteniendo el calor por lo que no resultan muy recomendables.

 

Cómo preparar tu pintura para radiadores


Lo primero es limpiar bien el radiador y quitar la pintura antigua si se ve descascarillada o con defectos.

En este caso habrá que lijar y alisar bien, y una vez terminado pasar un trapo con alcohol para dejar la superficie limpia y sin rastro de polvo.

Recuerda antes de pasar a la pintura proteger todo lo que haya alrededor para no pintar nada por accidente. La cinta de carrocero es un buen aliado.

Asegurarte de que la pintura es anti calórica y si has tenido que quitar el esmalte al radiador, tendrás que aplicar en primer lugar una capa de imprimación previa, para que después el esmalte agarre bien.

Por fin aplicamos la pintura elegida. Ventilar bien es muy importante, especialmente si el producto viene en formato aerosol ya que son muy tóxicos. Si la pintura es de buena calidad no hará falta dar una segunda mano.

Espera como mínimo el tiempo indicado por el fabricante antes de encenderlo, debes de asegurarte que la pintura esta bien seca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*