Los espejos antiguos que visten cualquier rincón

Como ya sabemos, el estilo vintage siempre es una buena opción en el concepto de decoración. Por ello, hoy vamos a hablar de elementos indispensables en cualquier casa tenga la decoración que tenga: los espejos antiguos.

¿Espejos antiguos?

Sí, los espejos son elementos que ahora encontramos en cualquier habitación de la casa, y hay que saber cómo ponerlos para dar a la casa un ambiente acogedor y amplio.

Los espejos antiguos son piezas muy bonitas y especiales ya que al ser viejos tienen historia y, casi siempre, valor sentimental. Además, estéticamente suelen estar enmarcados en marcos afrancesados con tonos oro viejo, y con detalles que parecen estar incluso tallados.

Los más vistosos suelen ser aquellos pequeños (no más de un metro) que se enfundan en grandes marcos. De por sí solos ya visten toda una pared y suelen quedar bien en pasillos o cuartos pequeños.

Los más útiles y optimizados son los grandes espejos antiguos que pueden utilizarse en dormitorios de pie, o en salas grandes de forma horizontal. Dan una sensación de amplitud enorme a la vez que un aire cálido a cualquier hogar.

¿Sabes cómo conseguir un espejo antiguo de la forma más sencilla?

No hace falta gastarse dinero en un espejo antiguo si sabemos cómo envejecer lo de forma fácil. Nos ahorraremos dinero además de poder hacerlo a nuestro gusto.

Sólo necesitaremos:

  • un espejo con marco de madera
  • una botellita de spray con ácido salfumán
  • una máscara
  • una esponja lija
  • un paño
  • un pincel
  • hojas de papel de oro
  • barniz Mixtion

La forma de convertir un espejo soso en un espejo antiguo y refinado es muy simple:

  • Primero pulverizamos un poco de ácido sobre los bordes del espejo con la máscara puesta (es un ácido potente que no conviene respirar)
  • Lo dejamos actuar un minuto, y veremos cómo envejece.
  • Cuando haya pasado un minuto pasamos el paño para retirar el exceso de ácido.

Una vez terminado el espejo, nos ocuparemos del marco:

  • Lijamos de forma sutil el marco del espejo. No mucho, porque si no, quedará sucio y feo
  • Justo después de lijarlo pasamos un paño húmedo y dejamos que se seque
  • Cuando esté seco el marco, extenderemos una capa de barniz ayudándonos del pincel
  • Extenderemos una capa de papel de oro sobre el barniz ayudándonos del pincel de nuevo

Ya hemos visto cómo conseguir un aire hogareño con la ayuda de espejos antiguos, y cómo utilizarlos como elementos de decoración en cualquier rincón, ya que siempre serán una buena idea. ¿Ya te has hecho con el tuyo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*