Cuidados básicos para la piel

Cuidar nuestro cuerpo es muy importante. Dedicar algo de tiempo a protegernos y mimarnos es, sin duda alguna, vital para cualquier persona. Hay quienes eligen ir al gimnasio, quienes gustan de mirar o comprar ropa y hay ciertos cuidados mínimos, que se pueden hacer en casa y tienen mucho que ver con la piel.

Acostumbrarse a hacer ciertas cosas como humectar la piel o hacer una limpieza de cutis una vez por semana no lleva mucho tiempo y es altamente compatible con una vida agitada. Bastan unos minutos y algo de acostumbramiento para logar algunos gestos renovadores.

Humectar la piel

Durante todo el año, ya sea por el sol o por el frio la piel sufre el desgaste diario. Para mantener una piel humectada es necesario, por lo menos, una crema que cumpla dicha función. A veces, aún prometiéndonos la tarea diaria de ponernos crema, a veces se hace difícil de cumplir. Una buena idea es, por ejemplo, ponerse crema después de bañarse.

La piel esta limpia y el calor del agua ha abierto los poros, momento ideal para absorber la crema. Podemos colocar la crema en el baño y utilizarla antes de salir del mismo, de esta manera asociaremos ambos momentos y quizá se haga más fácil, cómoda y práctica la tarea. Otra alternativa es la de los spray humectantes. Muchas marcas han sacado estos productos que basta pulverizar 4 o 5 veces sobre cada pierna y repartir un poco el contenido con la mano, haciendo un breve masaje.

Muchas mujeres se quejan de la consistencia de la crema, para ellas este tipo de dispositivos son de lo más atractivos y sencillos de utilizar.
Otro momento para ellos es al salir de una pileta o, incluso, del mar o el rio. Durante las vacaciones de verano la piel está muy expuesta y un spray humectante en la cartera puede ser una herramienta fundamenta. Basta con sentarse y arrojar algo de líquido en piernas, brazos, abdomen y si se quiere también en la espalda. Rápido y sencillo.
Con esto se evitará que la piel se requiebre o se pele.

Limpieza de cutis

Durante la semana la gran mayoría de las mujeres se maquilla a diario. Una simple limpieza con agua y jabón no siempre alcanza. Uno de los dos días del fin de semana es necesario utilizar una crema limpiadora o exfoliante y buscar esos 15 minutos necesarios para limpiar profundamente la piel de la cara. No costará mucho tiempo, ni mucho dinero y la cara se mantendrá fresca, evitando un envejecimiento prematuro de la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*