Buscar detalles originales

Mantener arreglada y bella nuestra casa es algo que se construye día a día. A veces en los pequeños detalles podemos encontrar fuentes de renovación que hagan que nuestro hogar se renueve por completo.

Colores y paredes

El color que elegimos para nuestra casa dice mucho de quienes allí viven. Una buena idea es utilizar un color claro o más o menos neutral en alguna zona común o principal, como puede ser el comedor o la sala de estar. Luego cada miembro de la familia puede elegir el color de su cuarto.

Para buscar una coherencia entre los diferentes ambientes se puede utilizar la misma estética para los diferentes cuartos, a pesar de que se utilicen colores diversos. Por ejemplo se puede seleccionar para cada habitación un color par las paredes y el mismo color pero en una gama más fuerte para marcos, puerta, estantes y demás detalles. Si en todos los ambientes se sigue la misma línea, aunque los colores sean diferentes hay una idea de unidad o estética común.

Marca personal

Otra alternativa atractiva para la renovación de las paredes es dejar un espacio libre para poder plasmar el registro de amigos y seres queridos. Podemos dejar una pared blanca y solicitarle a nuestros afectos que la completen con firmas, dedicatorias, graffitis u otros. Este sector debe estar ubicado en un lugar de la casa que no desentone con su contexto.

Es un detalle que, bien realizado, será el foco de atención de muchos invitados. Es fundamental prestar especial atención al hecho de que no desentone y que quede integrado, de alguna manera, al ambiente en el que esté.

Tapices y paños

A veces es necesario “vestir” un poco la casa, sobre todo en aquellas viviendas con amplios espacios y paredes muy vacías. Los tapices y paños artesanales son aquí una muy buena alternativa. Los hay de muchos estilos y modelos y, bien ubicados y elegidos con buen gusto, son una buena manera de hacer q las paredes se vean bien.

Si tenemos algún paño en casa podemos colocarle unas varillas de madera arriba y abajo para que se sostenga bien y colocarlo en la pared con un clavo. Esto es muy sencillo de hacer, puede realizarse con materiales que tenemos en casa y no requiere un gran esfuerzo. De una manera muy sencilla podemos comenzar a adornar nuestros ambientes.

Siempre es fundamental tener en cuenta que no es conveniente recargar demasiado las paredes y que todo luce mejor si tiene espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*