Bricolaje: para empezar, las herramientas

Si eres de aquellos que no tiene mucha idea del bricolaje y de cómo arreglar las cosas en el hogar, empezaremos con las cosas básicas para ir incrementado en las tareas. Pero primero lo más importante es contar con las herramientas necesarias para realizar cada trabajo. No es que todo sea imprescindible, pero muchas veces sucede que al realizar un trabajo con la herramienta equivocada pude llevarte muchísimo tiempo.
La calidad de las herramientas es otro factor importante, no pierdas dinero comprando muchas herramientas baratas, es preferible tener menos cantidad de buena calidad, aunque salga unos pesillos más.

Primeros pasos

Primero necesitaremos una caja, que las hay de varios tipos, de madera, de plástico, metálica.
Puedes también adquirir una caja que ya contenga las herramientas básicas o comprarlas todas por separado. Por supuesto que será mucho más sencillo comprar la caja con las herramientas, pero no siempre éstas son de buena calidad y seguramente, porque siempre sucede, vas a tener que comprar herramientas para complementarla.

En cuanto a las cajas, si tiene compartimentos mejor, pero siempre pensando que debe tener uno grande para las herramientas más pesadas y con volumen, como martillos y algunas pinzas. Los compartimentos son ideales para guardar clavos, tornillos, etc.
Los compartimentos pueden encontrarse en la tapa o pueden ser extensibles. Éstos son casi todos metálicos, por lo que son más pesados. Generalmente lo utilizan para mecánica del automóvil.

Herramientas básicas

Una caja de herramientas básicas contiene aproximadamente veinte herramientas indispensables. Se pueden vivir en herramientas para cortar, para medir y controlar, para perforar, para tallar, lijar, pulir y cepillar, para sujetar, para ensamblar, para albañilería.
Pero para tener unas cuantas más indispensables necesitaremos:
–    tenazas;
–    mordaza;
–    nivel, metro, una gubia, formón, botador;
–    un par de tijeras de electricista;
–    cuchilla;
–    puntero de albañil;
–    juego de brocas para madera;
–    un juego de destornilladores 5, 3 de punta plana y diferentes medidas, 1 de cruz y 1 de electricista;
–    una escofina y una lima de media caña;
–    alicates universales y alicates extensibles.

Herramientas para medir y controlar: flexómetro (de dos metros), cinta métrica, escuadra (si es posible una metálica mejor, durará más tiempo), nivel de burbuja (para dejar todo bien nivelado) y una plomada.

Herramientas para cortar: serrucho de mano, sierra de costilla y caja de ingletear, sierra de cuchillo, sierra para metales, cuchilla, tijeras de electricista y una tijera común (nunca viene mal tener una a mano).

Herramientas para perforar: berbiquí, taladro de mano, juego de brocas para madera, juego de brocas para metal, juego de brocas para cemento, puntilla, juego de barrenas, cizalla para metal. Si quieres perforar cemento u hormigón debes saber que el taladro debe contar con rotopercusión.

Herramientas para tallar, lijar, pulir y cepillar: escofina de media caña, lima de media caña, limatón o lima redonda, taco de lijar (y bastante papel de lija de diferentes grosores), cepillo metálico, gubia y formón.

Herramientas para sujetar: tornillo de banco, juego de sargentos, alicates de corte, alicates universales, alicates ajustables, llave inglesa y mordaza.

Herramientas para ensamblar: martillo de bola, martillo de orejas, juego de tres destornilladores de punta plana y diferentes tamaños,  juego de dos destornilladores de cruz, destornillador de electricista, destornillador de carraca con puntas de intercambio, brocha plana para aplicar la cola.

Herramientas de albañilería: escoplo, puntero, paleta, llana, rascador triangular, espátula de hoja ancha y de hoja estrecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*