Armonía visual

Lila, violeta, morado, púrpura etc. Todos amables, elegantes y atractivos. Dignos de llevarlos hasta el último rincón. Aprende a aprovechar sus cualidades decorativas. Con la intención de crear un espacio monocromático pero que aproveche las cualidades de cada matiz dentro de una misma paleta de color podrás darle a tu ambiente la armonía que necesita. ¿Un mismo color y varios tonos? Sí, esa es la clave para utilizar lo que dicta la temporada sin traicionar a tu gusto personal. ¡Atrévete a decorar con la familia del morado!

El cristal ha ganado color y ahora sus originales diseños están ligeramente entintados, para complementar perfectamente tu espacio. Ya sea en base a una lámpara, en unos portavelas o en suntuosas copas de vino, busca el color en la transparencia ¡un toque de modernidad!

Muchos matices

Los matices alguna vez se destinaron exclusivamente a las habitaciones femeninas y a la decoración campestre, hoy invaden toda la casa inyectándole vitalidad y elegancia a los espacios. El lila, uva y el morado nos remiten más que antes al exquisito aroma de la lavanda, al placer de un buen vino, y a la serenidad y nostalgia de un campo florido. El secreto para combinarlos en un esquema monocromático está en emplear una variedad de tonos en diferentes texturas que creen un efecto apacible y seguir tus instintos, para detenerte cuando te hayas excedido.

Más tonos

Utilizar el mismo color en diferentes tonalidades y matices provoca una decoración armónica y apacible. Además, resaltará el volumen de cada objeto. Las tendencias vienen y van a una velocidad vertiginosa, por ello, no es necesario que te deshagas de todos tus muebles y accesorios para combinarlos por aquellos del color de moda. Simplemente adquiere algunos para crear acentos de color ¡combina perfecto con el blanco y los deliciosos colores neutros!

Dentro de la misma familia, hay tonos que semejan más a los terracota, magentas y rosas; otros más apegados a los azules. Combinar los entre si; la armonía que se consigue al mezclar cálidos y fríos es inigualable.

Alcanzando el éxito

El éxito de la decoración no sólo depende de la mezcla de colores, sino también de lo bien que los estampados, estilos y texturas convivan entre si. Una sala decorada con una paleta neutra, y elementos como la tapicería y cojines de terciopelo, una frazada de cachemira, etc. en la gama del morado, aportará mayor interés en lo que textura se refiere.

El color no sólo transforma el ambiente de un habitación, también modifica su aspecto óptico. Para realizar un punto focal dentro de esa, utiliza dos tonalidades y sin un la un cuadro que sirva de lienzo para ubicar una composición de cuadros pequeños. Te recomendamos que los marcos o molduras sean de maderas oscuras, como el nogal o el cedro, o bien de materiales discretos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*