Árbol nogal

nogal

Introducción

El nogal pertenece a la familia de los árboles frutales, es originario de Persia, y se extendió hacia Grecia, Italia y de ahí al resto de países europeos, os nogales se sitúan en el sureste de Europa y oeste de Asia. Desde el norte de Grecia hasta el Himalaya, pasando por los Balcanes. Destaca su presencia en China, Irán, Armenia (silvestre) y Norteamérica (especialmente California). Generalmente, en zonas templadas.

Respecto al terreno en el que mejor crecimiento tiene, demanda abundantes precipitaciones, en torno a 700mm o un riesgo artificial eficiente, no tolera las heladas ni las altas temperaturas, además necesita suelos profundos y sueltos.

Descripción

El nogal es un árbol caducifolio muy alto, algunos pueden llegar a los 27 metros de altura, con un gran tronco, también tiene unas grandes ramas y unas hojas de gran tamaño, estas hojas son caducas compuestas por 5 o 9 folíolos, en cuanto a su fruto es la nuez, el cual destaca por su alto contenido en aceites vegetales, y se utiliza comercialmente para multitud de productos, además hay que destacar que está probado su efecto para reducir el colesterol.

Además de esto, estos aceites aumentan la elasticidad arterial, previenen la capacitación de coágulos y rebajan la tensión. Esta capacidad para favorecer la circulación de la sangre se debe a la transformación del ácido alfa linoleico en prostaglandinas responsables de eludir la aparición de aterosclerosis.

Comer unas cinco nueces cinco veces a la semana, en lugar de otras fuentes animales como la manteca o bien la carne animal, es buena forma de cuidar el corazón. No obstante, hay que rememorar que las nueces, como la mayor parte de los frutos secos, dan una elevada cantidad de calorías.

Son una buena fuente de vitamina liposoluble E y calcio, aportan asimismo una pequeña cantidad de vitamina C y B, y zinc, son un anti anginoso natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*