Azaleas de jardín: cuidado y significado

azaleas
azaleas

Las azaleas son plantas arbustivas, pertenecientes al género Rhododendron, originales de Japón.

Florecen entre finales de invierno y principios de primavera, por lo que son perfectas para embellecer el jardín o el balcón en los meses de primavera y verano. Sin embargo, existen también variedades de interior, por lo que serán perfectas para decorar espacios cerrados en nuestro hogar.

Sus flores son muy vistosas, en colores que contrastan con el verde de sus hojas y del tallo, con una elegante forma acampanada, se pueden presentar solas o en ramilletes.

Pese a que los cuidados que requieren son sencillos, es muy importante seguirlos rigurosamente y ser minucioso si no queremos que mueran ahogadas o disecadas.

Cómo cuidar de tus azaleas


Siempre húmedas

Las azaleas son plantas que  necesitan mucho agua, pero hay que ser muy cuidadosos y no ahogarlas. Por ejemplo, climas de mucha lluvia pueden llevar a embarrar la tierra y matar la planta. Por el contrario, un clima muy seco también puede ser mortal para las azaleas.

La tierra o sustrato siempre tiene que estar húmedo por lo que hay que regarlas todos los días, con cuidado de no encharcarlas.

Un consejo muy común es colocar bajo la maceta (de haberla) un plato con agua de manera que la tierra la vaya absorbiendo, para asegurarse de que nunca perderá su humedad. En este caso, es conveniente dejar descansar la planta un par de días, para evitar el exceso de agua.

En caso de no tener macetas, la mejor opción es utilzar mulch.

También podemos pulverizar las hojas, para aumentar la humedad pero siempre con cuidado de no mojar las flores.

El tipo de agua que utilicemos también es importante. Si es muy dura será perjudicial para la planta. Lo mejor es el agua de lluvia pero si no es posible intenta destilar o hervir el agua antes de regar la planta para quitar la cal.

Cuidado con los rayos del sol

A las azaleas les gusta la luz, pero no soportan los rayos del sol, es decir debemos colocarlas en un lugar bien iluminado pero a la sombra, para que no se le quemen las hojas de las flores, las cuales son muy delicadas.

Además deben colocarse en un lugar bien ventilado.

PH ácido

El PH de la tierra debe ser ácido, si no, las hojas se tornan amarillas y mueren. En tu centro de jardinería sabrán recomendarte el mejor sustrato para ellas, o un buen corrector de acidez.

Es importante también mantener una buena poda, cortar las flores marchitas y trasplantarlas periódicamente.

Curiosidades y precauciones con las azaleas


¿Sabías que la miel que producen las abejas a partir del polen de estas plantas es venenosa para los humanos?

Además, si tienes mascotas, esta es una de las plantas con las que debes tener especial cuidado ya que resultan venenosas para perros, gatos y otros animales domésticos.

Si detectas que tu mascota a mordisqueado tus azaleas no dudes en llevarla al veterinario cuanto antes.

Significado de las azaleas


Según cuenta la leyenda, en China existió un emperador que ganaba todas las batallas pero siempre estaba triste y apenado. Un día un anciano le regaló un ramo de azaleas, y tan deslumbrado quedó, que no dudó en sembrarlas en su jardín.

En ese momento el emperador encontró a una mujer, de la que se enamoró apasionadamente y consiguió por fin calma y felicidad.  Es por esto que existe una unión entre las azaleas y el amor inexplicable y repentino, la felicidad y la pasión.

En China, también son símbolo de la fertilidad y la feminidad, y es común verlas en celebraciones y festividades

Las azaleas blancas son las que se relacionan con el amor que acaba de comenzar, regalo perfecto para enamorados como símbolo de su pasión desbordada y amor sincero.

Las rojas, sin embargo, simbolizan el amor duradero y anciano, más adecuadas para aniversarios. Expresan la pasión que sigue viva tras años de convivencia y rutina, lo opuesto al desamor y el desencantamiento.

Se dice también que las azaleas amarillas significan venganza y envidia, así que cuídate de quien te regale un ramo de este color.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*