Bricolaje|Bricolaje > Consejos|Bricolaje > Hazlo tú mismo

Técnica artesanal para reciclar telas, Patchwork

Escrito por admin / 25 de febrero de 2009

Los textiles son, sin duda, materiales indispensables a la hora de decorar nuestros hogares. Las telas de diferentes texturas son aliadas en el momento de elaborar colchas, edredones, mantas, cojines y demás accesorios.

En la actualidad estas telas son fáciles de conseguir, sin embargo, no en todas las épocas de la historia ha sido así, por ello las mujeres que emigraron de Europa a Norteamérica a mediados del siglo XVIII, tuvieron que ingeniárselas para aprovechar las telas que tenían y hacer que sus mantas, colchas y cubrecamas durasen y se fueran conservando hasta llegar a pasar, en algunos casos, de generación en generación. Así nació el patchwork, una técnica artesanal para hacer textiles a través del reciclaje de telas.

A estas piezas que las mujeres elaboraban cuidadosamente se les denominaba ‘quilts’: textiles compuestos básicamente por tres capas, dos de tela y una entre ambas actuando de relleno. La parte de arriba o ‘top’ es aquella que vemos y que decora. La que va en la mitad está hecha de miraguano y se denomina ‘batting’. Finalmente, la zona inferior toma el nombre de ‘backing’. Todas las capas se unen a través de un bordado. Esta técnica que las aglutina en una sola se llama ‘quilting’, que significa ‘bordar’.

Objetos con diseños únicos

Los artículos de hoy en día se basan en diseños antiguos. Los bloques que los conforman tienen nombres y formas determinadas muy llamativas relacionas con la cultura de las colonias. De este pasado provienen nombres como la ‘Log Cabin’ (Cabaña de troncos), donde se crean listones de tela que se asemejan a la construcción de las cabañas en las que se vivía. Los tejidos tienen tonos claros y oscuros con el centro en rojo, simbolizando las luces y las sombras del fuego del hogar. Otro ejemplo es el ‘Flying Geese’ (Vuelo de la oca), cuyo diseño se parece a una formación de ocas en vuelo. Existen muchas ideas en las que inspirarse, como la ‘Bear´s Paw’ (Garra del oso) y, dentro del catálogo más sofisticado, hallamos el ‘Grandmother´s Flower Garden’ (Jardín de flores de la abuela) o el ‘Grapes Basket’ (Cesto de uvas), pero también hay otros que son más antiguos y rústicos, como el ‘Broken Dishes’ (Platos rotos) o el ‘Windmill’ (Molino de viento). Podemos encontrar todo tipo de sugerencias si nos remontamos a los orígenes de esta artística manifestación.

Almazuelas, el patchwork español

Muchas culturas han popularizado esta técnica textil, como es el caso de los Amish o los Mennonitas. Éstos son austeros en el empleo de color en sus trabajos, decantándose siempre por morados, berenjenas y azules oscuros. Muy brillantes en el uso de los bordados y las técnicas del patchwork, los Amish recogen en estas piezas muchas historias de sus comunidades, ya que en muchos casos construir un ‘quilt’ se convertía en un trabajo conjunto de la comunidad.

Existe muchos lugares donde se pueden adquirir todos los materiales que se usan para construir cualquier bonita pieza de patchwork (cojines, mantas, tapices, colchas, etc. En general, el patchwork encaja en cualquier sitio y la decoración lo admite siempre. Así pues, vemos que siempre es fácil colocar en nuestro hogar cualquier detalle de esta clase de artesanía porque, aunque vayan pasado los años, estas piezas siempre estarán de moda.

Tags: , , ,

No hay comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Quieres dejar un comentario?

Deja un comentario