Bricolaje > Hazlo tú mismo

Licores con flores

Escrito por admin / 11 de septiembre de 2008

Los licores de flores son exquisitas bebidas que incluyen en su elaboración ingredientes como rosa o lavanda que dan como resultado licores muy apreciados por su sabor y su gran aroma. Elabóralos en casa y sorprende a tus invitados.

Las bebidas que en su elaboración incluyen alguna flor como ingrediente principal resultan muy apreciadas por su sabor y su agradable olor. No se trata de nada nuevo y ya en el Renacimiento Italia se atrevía con licores como el de rosolí, fruto de la maceración de la miel y pétalos de rosa. Y en Francia también eran muy apreciadas este tipo de bebidas.

Los licores son el broche de oro de una comida que se precie. Y si se trata de licores caseros, experimentaremos el placer de poder obsequiar a nuestros invitados con una copita de un licor de nuestra propia “cosecha” o incluso regalarlo en una botella. El solo hecho de elaborarlos y de esperar hasta comprobar los resultados ya resulta gratificante porque incluso con la misma receta el producto final nunca es igual.

Ingredientes y preparación

A la hora de elaborar tu propio licor de flores, debes contar con cuatro ingredientes básicos: agua, azúcar, alcohol y flores o hierbas. El agua debe ser mineral y el azúcar, blanco o moreno, se elegirá en función del licor que queremos obtener, blanco si el licor es incoloro y moreno, si es de tonalidad oscura.

Los achololes que emplearemos pueden ser de mayor o menor graduación: vodka, orujo, etc., que se rebajarán posteriormente con agua. Por ejemplo, si el alcohol es de 90 grados, emplearemos partes iguales de agua y alcohol, y si es inferior de 60 grados, lo rebajaremos con tres cuartas partes de agua y una de alcohol.

Cada receta admite siempre pequeñas variaciones (nuevos ingredientes) para reforzar o suavizar su sabor o aroma. Lo única que hay que respetar siempre es su condición básica. En cuanto a las hierbas y flores, están la rosa, la acacia, la lavanda, la menta, la salvia, la albahaca, el saúco…Y también se pueden sustituir unas por otras.

Recetas para sorprender a tus invitados

Licor de menta: Además de delicioso, este licor es apropiado para casos de fatiga, para favorecer las digestiones pesadas y como relajante.

Ingredientes

  • 1l. de aguardiente
  • 1l. de agua
  • 60 hojas de menta
  • Semillas de anís
  • 1kg de azúcar

Preparación

  1. Coloca en un recipiente el aguardiente, las hojas de menta y las semillas de anís.
  2. Tapa y deja reposar durante diez días.
  3. Transcurrido ese tiempo, prepara un jarabe con azúcar y agua. Para ello pon los dos ingredientes en un recipiente y deja cocer a fuego lento durante unos minutos.
  4. Una vez frío, mézclalo con el aguardiente, la menta y el anís.
  5. Agita bien y deja reposar durante 6 horas.
  6. Finalmente, fíltralo con cuidado.

Uso

El licor resultante es bajo en alcohol (alrededor de un 20% o menos), por lo que se puede tomar un chupito después de las comidas.

Licor tonificante de fresas: Es licor es un buen relajante y tonificante.

Ingredientes

  • 1l. de orujo
  • ½ kg de fresas
  • Agua
  • Ralladura de limón y naranja
  • Azúcar

Preparación

  1. Lava bien las fresas y ponlas a macerar en el orujo junto con la ralladura de limón y de naranja durante 15 días en un lugar alejado de la luz.
  2. Prepara un almíbar con agua y azúcar para mezclarlo con el macerado. Cuando el almíbar esté a punto de hebra viértelo en un recipiente con tapa.
  3. Cola también el macerado en el mismo recipiente y agita para que se mezcle bien.
  4. Deja reposar una semana antes de consumirlo.

Uso

Para beneficiarse de los efectos de este licor tonificante, se recomienda tomar un chupito al día, preferentemente después de las comidas.

Tags: , , ,

No hay comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Quieres dejar un comentario?

Deja un comentario