Cuadros para cocinas y baños

Hace apenas unos años que el arte comenzó a tener importancia en lugares como el baño o la cocina. Muchas viviendas modernas y vanguardistas apuestan a este método decorativo para realzar espacios que antes no se tenían demasiado en cuenta a la hora de ambientar. Tanto en la cocina como en los baños se utilizan en demasía los cuadros de punto de cruz, sin embargo, también se imponen las láminas de regusto antiguo, herederas del estilo inglés.

Baños

El uso de cuadros en el cuarto de baño genera un efecto sorprendente si se los dispone envolviendo al espejo. Si prefiere los cuadros verticales, la mejor opción para ubicarlos será uno a cada lado del espejo. Por otra parte, en caso de elegir lienzos pequeños, agrupar de a dos o de a tres y colocarlos a cada lado. Siempre se deberá tener en cuenta el tamaño y la disposición debe ser de arriba a abajo.
Otro espacio para colocar cuadros puede ser por encima del inodoro, que le da un efecto agradable al baño. Es importante que escoja bien los motivos de las pinturas, ya que se debe generar un ambiente armónico y tranquilo.

Cocina

En este rincón de la casa es fundamental no decorar con demasiados ejemplares. También será importante que tenga en cuenta, que lo que se decida colga no sea excedidamente grande ni recargado. En cuanro a los marcos, lo ideal es que conjuguen perfectamente con el tono del alicatado o con los muebles. Si la vivienda posee columnas, las láminas que se colocan deberán ser pequeñas, con marcos iguales y motivos similares.

Consejos y tendencias

Las corrientes más actuales brindarán al hogar estilo y, fundamentalmente, equilibrio. Hoy en día se utilizan los cuadros sin marco. Si la vivienda presenta techo bajos, es preferible utilizar pinturas alargadas verticalmente.

Los trípticos son una opción muy utilizada. Lo ideal es que sean cuadros sin un marco definido y se recomienda que los colores sean suaves para que no monopolicen la pared. Para un adecuado diseño, es preferible que sean grandes y ocupen un espacio considerable para evitar acompañarlos de otros cuadros.

En en caso de que tenga láminas de distintos tamaños, pero de composición similar, lo mejos manera de fusionarlas será enmarcándolas con un paspartú para que, de esta manera, otorgarle la misma medida. El efecto óptico que se obtendrá es visualizar a las láminas del mismo tamaño.

También será importante que se tenga en cuenta la tonalidad de la pared. En una superficie con tonos suaves (beige, blanco, amarillo), las pinturas que se utilicen deberán resaltar con colores más fuertes para multiplicar el contraste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*